Commandos: Behind Enemy Lines

Poca gente habrá que no conozca el juego de acción y estrategia “Commandos.” Desarrollado por una compañía española que daba sus primeros pasos, en el mundo de los 16 bits.

No fue fácil dar con un distribuidor, pero cuando convencieron a la famosa Eidos, sólo era cuestión de esperar que el público conociera el producto y corriera la noticia. De las 200.000 copias que se esperaban vender limitándose sólo a Europa, pasaron a más de 4 millones a nivel mundial, lo que es considerado el mayor éxito del software español hasta la fecha.

Hola vengo a “atracar”

Que es Commandos Behind Enemy Lines.

Inspirado en la cultura de películas bélicas de los 80s-90s, en especial a tipo “Los Doce del Patíbulo”, el juego se divide en 20 fases. En cada una de ellas tendremos que realizar una misión que reduzca la fuerza enemiga, pudiendo ser el objetivo y el escenario bastante variado. La forma de enfrentarnos al enemigo no será por fuerza bruta, pues disponemos de un limitado número de soldados que mediante el sigilo y las habilidades personales de cada uno, harán un camino hacia el objetivo sin hacer saltar la alarma.

Consejos.

Antes de comenzar el desafío, tenemos la opción de hacer misiones de aprendizaje con cada uno de los 6 soldados que tendremos a nuestra disposición posteriormente, usando las habilidades particulares de cada uno para completar la fase; no importará equivocarnos, pues disponemos de inmunidad frente a los ataques enemigos. Es un buen momento para aprender los objetos que dispone cada miembro del Comando, así como la tecla de acceso rápido asociada. Cuando estemos en mitad de una misión real, será más rápido y cómodo.

Esos misiles no deben partir.

El juego es bastante difícil, por lo que es recomendable usar la opción de guardado rápido. Así cuando seamos descubiertos, no tendremos que empezar de nuevo; algunas misiones son bastantes largas y cometer un error cerca del final puede llenarnos de frustración si tenemos que volver al principio. Pero, tampoco conviene abusar de la opción de guardado; pues podemos guardar un estado donde la misión no es terminable porque nos falte algún miembro o vaya a saltar la alarma en breve. Por eso, lo mejor es establecer 4 o 5 ‘checkpoints’ en cada misión y sólo guardar en esos momentos donde la partida guardada no se nos vaya al traste.

El éxito del juego hizo que se desarrollara una expansión ambientada en Yugoslavia y Grecia, y que posteriormente se hicieran dos secuelas más de corte similar, hasta cambiar totalmente de registro y seguir la moda de los First Person Shooter donde acabó la serie.

El artículo como el más que recomendable tutorial en video que se marca nuestro colaborador Carlos Pérez lo teneis aquí:

 

No tags for this post.