NAVY MOVES CPC

La conocida empresa española supo contentar a sus seguidores con la secuela de Army Moves. Envuelta en una edición especial que contenía un amplio dossier de la misión que debíamos cumplir, nos metía en la piel de un espía que debía infiltrarse en la base enemiga para sabotear su submarino y escapar con la misión cumplida.

Nuestra aventura comenzaba incluso mientras esperábamos a que se cargase el juego, el dossier incluido nos instruía sobre las distintas partes del juego que debíamos completar e incluso teníamos que cifrar el mensaje final a enviar a nuestros superiores para que nos recogiesen. No cabe duda que la presentación del juego para la época en el mercado español era toda una novedad y una revolución en cuento a la manera de presentar un videojuego.

Mis brazacos y YO

FX Doble carga. Feel the powa!

Como muchos de otros juegos de Dinamic, éste también se componía de dos partes (FX doble carga). En la primera parte, a semejanza de su predecesor, íbamos en una secuencia lineal aproximándonos a la base enemiga. Comenzamos con una lancha “saltarina” que tendrá que evitar las temidas minas, una vez descubramos que el ‘sprite’ es mucho más sensible en su parte delantera que en la trasera, nos facilitará un poco las cosas. Además disponemos de varios checkpoints para no empezar desde el principio.

Do you remember the time….

La segunda zona, es la más sencilla, mientras nos sumergimos debajo del agua nos encontraremos con tiburones y buzos enemigos, podremos eliminarlos o esquivarlos. La última zona discurre a borde de un batiscafo, tendremos que eliminar rápidamente los pulpos que querrán darnos un abrazo mortal; una morena es el último obstáculo para entrar en el submarino enemigo y obtener el código de acceso.

La segunda parte tiene ya un tinte de videoaventura, dónde manejamos directamente al personaje armado con un fusil con lanzallamas. Debemos explorar el submarino para encontrar a los distintos oficiales y arrebatarles los códigos que serán necesarios para ‘hackear’ su sistema y emitir las órdenes necesarias para cumplir la misión. Las primeras tareas serán emerger el submarino y parar motores, luego tendremos que abrir la puerta del reactor para colocar la bomba.

Para terminar, tendremos que enviar el mensaje cifrado para que nos estén esperando cuando salgamos del submarino y así no encontrarnos en su interior cuando el contador de la bomba de tiempo llegue a 0.

Así contado por nuestro colaborador Carlos Pérez parece sencillo, pero no, no lo es, creednos. Como muestra, el gameplay comentado que acompàña éste artículo.

 

No tags for this post.