The Dawn Of Kernel. Lo nuevo de Reidrac para CPC

Tras su exitosa incursión en Commodore 64 con Rescuin Orc, Juan Martínez, conocido como Reidrac, vuelve a Amstrad CPC para traernos éste Dawn Of Kernel.

Muy esperado el regreso por todos los aficionados a Amstrad CPC de Reidrac. La espera ha merecido la pena y mucho.

El juego: Historia.

En la base del planeta minero K3R-NL del sistema Leonis un virus ha infectado su red, causando un mal funcionamiento del soporte vital que ha obligado a todo el personal a evacuar la base. Hemos recibido un mensaje de alerta en el que se puede leer el inquietante mensaje: “Kernel Lives”

Pantalla de carga

Éste virus ha llenado el complejo de máquinas devastadoras a las que tendremos que hacer frente para reponer el orden normal. Para ello controlaremos una nave con la que movernos y recorrer un gran número de pantallas.

Nuestra nave.

Controlaremos una nave equipada con un arma que podrá destruir a los distintos enemigos. Minas, centinelas, campos de energía, torretas y muchos más amiguetes nos agurdan en cada pantalla en la que a veces no solo bastará con disparar. Ademas de ésto tendremos que tener en cuenta que muchos campos de energía que nos impiden el paso, pueden y deben ser destruidos pero no directamente, sino acabando con su generador previamente. Una vez destruido, éste campo desaparecerá y nos dejará el paso libre hacia otras zonas. Así que que efectivamente amigos, tocará a veces, volver sobre nuestros pasos una vez hecho la tarea para acceder a zonas nuevas. Aún así una de las ventajas, es que a medida que pantalla a pantalla acabemos con nuestros enemigos, éstos no volverán a aparecer, todo un alivio, porque el juego no es precisamente fácil.

Por donde empezamos?

Por otra parte disponemos de un limitado arsenal de arma secundaria, que lanzará unos certeros proyectiles a veces necesarios en según que zonas o para acabar con enemigos más duros.

Mejoras y ventajas adicionales.

Las centrales eléctricas nos brindarán en ocasiones determinados artículos que nos facilitarán la tarea.

  • Misiles : agrega 3 rondas al arma secundaria de misiles.
  • Bombas : agrega 3 rondas al arma secundaria de las bombas.
  • Celda de escudo : recupera 3 unidades de escudo
  • Nova : destruye a todos los enemigos en la pantalla.
  • Créditos : Aumento de puntos.

A jugar.

Nos encontramos ante un juego pantalla a pantalla de naves. Si conoceís la saga Cybernoid, las influencias del mismo son evidentes, algo que el propio Reidrac reconoce en la página del juego.  Elementos originales, como el poder volver a pantallas ya visitadas o mas bien la necesidad de ello, para poder avanzar son elementos que le dan ese toque personal, común a todos los juegos del autor. A éste respecto hay que añadir que a veces y según andemos de energía podremos usar la salidas de cada pantalla para evadir disparos, volviendo a entrar para acabar con ese enemigo o torreta que tanto nos molesta.

No nos queda náh!

Nuestra nave cuenta con una sola vida y una cantidad limitada de energía o toques que podemos recibir. Una puñeta, si, y habrá que gestionar muy bien cada pantalla, que desde el comienzo os adelantamos que será un desafío a nuestra habilidad. Y es que para completar el juego es precisamente habilidad y mucha la que nos va a exigir éste juego. Aún así encontraremos los clásicos cargadores de energía, mejoras a nuestro disparo etc. Por cierto, si sois de gatillo fácil, cuidado con disparar a las unidades de mejoras ya que os las podreis cargar y perderlas!

Aspéctos técnicos.

El acabado del juego es impecable. Con una pantalla de presentación de Dylan Barry, el resto de aspectos incluidas las músicas son obra de Reidrac. Decir que la banda sonora que acompaña a la acción y al menú del juego son realmente destacables. En las labores de testeo, Reidrac ha contado con su ya habitual equipo formado por Antxiko, José María Velo y Fran Loscos cuyo trabajo es notorio y ha ayudado mucho a la depuración de posibles errores. El diseño de pantallas es acertado y a veces enrevesado para poder avanzar. Pasillos estrechos, torretas y enemigos patrullando zonas con nitinerarios fijos, como decimos van a poner a prueba tanto nuestra habilidad en el manejo de la nave como a veces la puntería para acabar con ellos.

Para su programación se ha usado cpcrslib por Artaburu y Arkos 2 Player por Targhan, y es compatible con las versiones CPC de Amsrtad 464 y posteriores que dispongan de 64Ks. En la página del autor que os dejamos aquí teneis las descargas y el manual de usuario.

Una maravilla no dirán que no.

Podemos concluir que estamos ante uno de los juegos de CPC del año sin lugar a dudas. Adictivo y exigente a partes iguales tenemos juego para rato, y avanzar mas pantallas a cada partida hará que queramos superar los retos que se nos presentan hasta lograr acabar con el juego, algo quizas que nos va a llevar tiempo y eso consideramos es algo positivo.

Como siempre en la página de Polyplay teneís disponibles magníficas ediciones físicas del juego cuya presentación es un caramelito a precio más que razonable.

Trailer del juego aquí: