The Malignant Gore: New ZX Spectrum Game

Apenas ha comenzado el año y ya se van sumando nuevas producciones para ZX Spectrum. The Malignant Gore es un nuevo juego de Sanctum Games que recupera el genero “protect´em” donde no controlaremos directamente a nuestro personaje.

Todos recordaremos juegos como Action Force 2 o el propio Lemmings. Personajes que se mueven por la pantalla y no controlamos directamente. Sólo podemos darles indicacaciones de donde parar, hacer o en el caso de Action Force, defenderlo de enemigos y trampas.

No son espaguetis de postre no.

Un género que no tuvo muchos exponentes en su día y que a la fecha en 8bits, mucho menos. Pero aquí nos encontramos con ésta nueva producción que recupera ese espíritu y lo hace con un halo de misterio y terror.

La que has liao Pepe!

Pongamonos en situación.  En unas instalaciones científicas la cosa se ha ido de madre, ya se sabe, los experimentos con gaseosa. La entidad biológica MG-101 se ha descontrolado de tal manera que ha ido arrasando con todo lo que se ha encontrado, propagandose por todas las instalaciones. Todas? No! Un pobre científico que a saber que hacía donde, es el único superviviente y héroe al que tendremos que proteger y ayudar. Para ello tendremos que acceder al ordenador central e iniciar la secuencia de autodestrucción de dicha entidad y cruzar los dedos. Como imaginareis, el ordenador central, no está ni mucho menos, en la “pantalla” de al lado, y el camino de acceso, no será uno de rosas precisamente.

Torretas, flechas y enemigos.

En cada pantalla tendremos acceso a una torreta con 6 balas que podremos disparar o usar para desde matar enemigos, a cambiar unos indicadores de camino, los cuales, nuestro científico obedecerá a pies juntillas tando si le salvan de la quema, como si le llevan a una muerte más que probable. Sólo controlaremos un punto de mira para activar las flechas o matar en su caso molestos enemigos.

No os hagias ilusiones, ésta es sólo la primera.

Por ello, cuando empezamos es importante observar la pantalla para decidir en qué vamos a gastar las balas sabiamente. Y sí, digo sabiamente porque rara vez “nos van a sobrar” en nuestro comentido. Están contadas precisamente para que no sobren o como mucho te sobre una si eres audaz. De no serlo siempre puedes usar la “esfera temporal” que no es ni más ni menos que resetear el nivel y empezar de nuevo.  Usar la esfera, te restará una de nuestras 5 escasas vidas. Así que al loro!

En el juego, no tendremos la figura de tiempo, que nos apremie, menos mal! Pero ojo, no todo va a ser como en la primera pantalla, en la que nuestro personaje, esta de lado a lado, esperando actives la flecha correspondiente mientras que tú le preparas un plácido camino a la salida. En ocasiones, al iniciar una nueva pantalla o nivel, el desconocimiento del mismo hará que nuestro personaje empiece subiendo unas escaleras, se adentre a una zona plagada de enemigos o vaya directamente a un precipicio. Aquí es donde nuestra capacidad de ensayo, error y observacion, a veces rápida y otras porque no decirlo, instantanea, revelará de qué pasta estamos hechos.

Pantalla de presentacion.

Adictivo y original con lo justo.

El juego por su planteamiento es sumamente original, y sin un despliegue técnico de gráficos y sonido visto en producciones actuales cumple y de sobra su comentido: Divierte y engancha.

Ya os avisamos que su nivel de dificultad radica principalmente, en nuestra rapidez en algunas pantallas nada más empezar éstas y lo audaces que seamos estudiando la mejor ruta (normalmente sólo habrá una) para llevar a nuestro científico a buen fin.

El juego cuyo autor es Tom Dentih está diseñado con AGD/X y como curiosidad, en la página de descarga que os dejamos aquí ademas de un pequeño txt de instrucciones tenemos dos versiones según el control que deseémos para nuestro personaje: OPQA /WASD. El juego puede ser ejecutado tanto en modelos de 48 cómo de 128Ks sin ninguna diferencia en éste caso de sonidos o músicas.

En éste video, podeis ver comentarios del propio autor (en inglés) hablando de su juego.

 

 

 

 

 

No tags for this post.