EA Hockey (MEGA DRIVE)

Los Inicios de EA Sports

Electronic Arts logró desencriptar el proceso de autenticación de los cartuchos de Mega Drive y eso le dio una posición muy ventajosa a la hora de negociar su contrato «third-parties» con SEGA. Logrando fabricar sus propios cartuchos y empezando los primeros pasos de su sección deportiva tan conocida es hoy en día: EA Sports.

Antes incluso de la famosa saga de FIFA, existió la basada en el hockey hielo y la liga profesional estadounidense: NHL. Desde 1991 se ha ido publicando anualmente una edición mínimo, siendo fiel testigo de la evolución de las consolas que han ido apareciendo. La primera versión fue prácticamente exclusiva para USA con licencia oficial de equipos y jugadores de la NHL. Para el resto del mundo salió una versión posterior en 1992 de nombre EA Hockey, sustituyendo la NHL por selecciones nacionales pero con unas características idénticas.

El rey de la pista

Start Screen

Desde el menú inicial y sus múltiples opciones ya advertimos que es un juego orientado a buscar una experiencia realista

La empresa americana era consciente que intentar llevar el reglamento del hockey sobre hielo a un juego de videoconsola podría chocar con ciertos jugadores, por lo que en el menú de configuración podemos seleccionar varias opciones para ajustar la experiencia de juego, llevándola más un modo arcade (sin apenas reglas) o a un modo simulación (con reglas, penalizaciones y sustituciones)

Una vez tenemos decido el nivel de realismo que queramos disfrutar podemos optar por el partido rápido (Regular Season), o jugar un torneo (Play offs); con el que podremos avanzar a partido ganado o al mejor de 7. Incluso podremos continuar un torneo ya empezado haciendo uso de los habituales passwords. Para ganar el campeonato de selecciones empezaremos desde octavos hasta pelear en la final por la copa que se parece «sospechosamente» a la Stanley Cup de NHL.

El Reglamento

Una leyenda de los microordenadores como Rob Hubbard se encarga de la parte sonora

Si nos atrevíamos a activar la opción de PENALTIES (penalizaciones), teníamos que conocer algunas reglas del hockey sobre hielo para jugar con garantías. Al principio podían ser algo inexplicables que sólo interrumpían el ritmo de juego. Pero a nada que las fuésemos aprendiendo, el juego ganaba en realismo y le daba una nueva dimensión más profunda y estratégica.

De primeras veíamos que ya no valía cargar de manera indiscriminada contra el rival, pues ahora hará que nos manden a la ‘silla de pensar’ temporalmente y dejemos a nuestro equipo en inferioridad numérica. Habrá que cuidar también el fuera de juego. No podremos entrar en el área rival sin llevar la pastilla en nuestro poder, es decir, el primer jugador de nuestro equipo que rebase la última línea del campo debe llevar el ‘puck’.

Otra ‘feature’ destacable eran las peleas. Si empujábamos constantemente al rival, acababa por hincharse las narices y, soltaba stick y guantes para enfrentarse en un singular uno contra uno para ver quién era el primero en mandar el culo del rival al frío hielo. Eso sí, este combate era sólo una curiosidad, no nos daba ninguna ventaja a la hora de ganar el partido. Es más nos perjudicaba pues solía mandar a un jugador más al ‘Penalty Box’ por haber incitado la pelea.

Mejor en compañía

Goal

Nada como celebrar un gol dando empujones a los rivales. (eso es de malos ganadores)

Para terminar de redondear este juego deportivo, permitía el añadido de un segundo jugador. No sólo para enfrentarte a él sino para jugar ambos en el mismo equipo de manera cooperativa. A pesar de tener una mecánica repetitiva de sólo disputar partidos, el diseño del juego era muy completo con todas las características anteriormente comentadas e incluso otros detalles como repetición de jugada, conocer cómo van los otros partidos en los descansos, o poder cambiar el portero por un jugador de campo extra e intentar empatar el partido en los instantes finales; estrategia habitual en los partidos reales.

No tags for this post.
  • author image
    Luis_Mendenhall
    May 5, 2020 @ 14:39 pm

    En mi caso, yo tenia el EA Hockey 93… a dia de hoy ignoro el por que le meti tantas partidas a ese juego, si a mi el Hockey «ice» ni me va ni me viene, pero era ponerme y tirarme horas y horas con el, decenas de partidas, decenas de campeonatos, hasta hacerme «fan» de un jugador de Washington que se llamaba Bondra. De vez en cuando lo vuelvo a rejugar… no tanto como antes, pero un par de partidas si que caen.

    Resumiendo… juegazo… ¿¿ por que ??, a saber 😀

    Salu2.